¿Para qué sirven los huesos de las aceitunas?

Aceitunas y arte

¡Un desperdicio! Es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en el hueso de la aceituna, sin embargo, erramos. Esta pequeña semilla es muy versátil y puede tener una segunda vida, más allá de la conocida para la producción de aceite de orujo.

En España, cuna del olivar, se producen 6,2 millones de toneladas de aceitunas anuales, de las que se obtienen a su vez unas 420.000 toneladas de hueso. ¿Sabes para que se pueden utilizar?

Para descontaminar aguas residuales

El gran poder de absorción de los huesos de aceitunas es una de sus características más valiosas. Gracias a ello, se pueden utilizar para la descontaminación de aguas residuales mediante un proceso basado en la biosorción. De esta manera, permite depurar las aguas residuales procedentes de industrias como la pintura o los galvanizados.

Aceitunas y arteLienzo de una obra de arte

Increíble, pero cierto. Sí, estás viendo bien, se trata una mini escultura realizada en el hueso de una aceituna. El autor de la obra es el artista chino Chen Tsu-chang, quien la esculpió en 1737. ¿Adivinarías cuanto mide? ¡16 milímetros de alto y 34 milímetros de ancho! 

Aprovechando la forma del hueso, diseñó un barco con ocho pasajeros. Según revela el Museo del Palacio Nacional de China esta obra de arte se basa en la última oda de la Montaña Roja del poeta Su Shi. Obra en la que se describe cómo el autor disfrutaba de un paseo en barco junto a sus amigos, a la luz de la luna.

Producción de harina

Otra de las bondades de las aceitunas es su utilidad para la producción de harina.  Las empresas españolas han sido pioneras en desarrollar una planta industrial para la extracción de semillas de olivo del hueso de la aceituna, las cuales se pueden utilizar en la masa del pan, en productos dulces y salados.

Usos de los huesos de aceitunasPara calentar

Durante los últimos años se han popularizado diversas estufas de biomasa que utilizan desechos orgánicos como fuente de energía. Es el caso de la cáscara de almendras, pellets (cilindros de biomasa compactada), cáscaras de piñón o el hueso de la aceituna.

En el caso del hueso de aceituna se trata de un combustible con unas características óptimas, debido a su elevada densidad, humedad y su alto poder calorífico, capaz de calentar lo mismo con dos kilos de huesos de aceitunas que con un litro de combustible. Se trata de una fuente de energía con un alto poder calórico (4.500 calorías/gramo), además de ser muy respetuosa con el medio ambiente y mucho más económica.

Materiales de construcción más sostenibles

Según un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Madrid los huesos de aceituna son muy útiles para fabricar materiales de construcción más sostenibles.  Se ha demostrado que estos huesos carbonizados pueden servir para sustituir de forma más sostenible a los agregados ligeros más utilizados en construcción de edificios y obra civil. Su uso reduce la densidad de los materiales de construcción y mejora sus propiedades térmicas y acústicas.

¿Sorprendido con la versatilidad del corazón de la aceituna? Pues todavía hay más. Además de emplearse como combustible natural o como depurador de aguas, no es extraño ver cómo algunos sectores desarrollan nuevas utilidades y destinan el hueso de la aceituna a la elaboración de cosméticos o al relleno de almohadas. Y a ti… ¿se te ocurre alguno más?