Con qué combinar una aceituna

Amargo, dulce, salado y ácido. ¿Sabías que las aceitunas de mesa reúnen los cuatro sabores básicos que detecta el paladar? Una peculiaridad que convierte a la aceituna en un fruto versátil que podemos utilizar prácticamente en cualquier receta culinaria.  

Si además tenemos en cuenta su profusión en variedades, métodos de elaboración o tipos, la oferta de aceitunas de mesa es muy amplia (enteras, deshuesadas, en rodajas, o verdes, negras, rellenas, entre otras), convirtiéndose así en uno de los alimentos más polivalentes de la dieta mediterránea.

Pueden ser el ingrediente secreto de un buen sofrito, el condimento ideal de un plato o el sabroso tentempié para abrir el apetito. Solo es necesario conocer bien las propiedades de las aceitunas, tanto negras como verdes, para combinarlas a la perfección.

Con qué combinar una aceituna - Aceitunas Torrent
Calabacines aderezados con aceitunas negras hojiblancas
Las aceitunas negras, más suaves

La concentración de sal en las aceitunas negras es ligeramente inferior que en las verdes, por lo que tienen un sabor más suave. A la vez muy característico ya que son muy ricas en hierro, lo que les confiere un gusto totalmente distinto al resto.

Gracias a su textura y sabor las aceitunas negras maridan muy bien con pescados azules como el rodaballo, el salmón o el atún, y también con cualquier salteado de verduras.

Las aceitunas verdes, más ácidas

Las aceitunas verdes, debido al proceso fermentativo, presentan acidez de manera natural, aportando un singular sabor capaz de potenciar el gusto en platos tan conocidos como son los huevos rellenos, las ensaladas o la ensaladilla rusa.

Ingrediente estrella en canapés, banderillas o pinchos, la firmeza característica sobre todo de la aceituna verde hojiblanca, proporciona el contraste de textura perfecto junto a quesos frescos como la mozzarella o el feta.

Y por último, un emparejamiento que los amantes de los sabores fuertes no nos perdonarían dejarnos atrás y que ha alcanzado el status de clásico, indispensable desde antaño a nuestros días en reuniones de amigos y familiares, el de la aceituna verde con aperitivos marinados en vinagre, como los tomates cherry, las cebollitas o los boquerones.

Recuerda servir los canapés con aceitunas a temperatura ambiente, ya que si se consumen demasiado frías no se aprecian sus sabores. Bon appétit!